Ecosistemas

La República Dominicana ocupa aproximadamente dos tercios (48,442 km2) de la parte oriental de la Isla Hispaniola, ocupando la República de Haití el otro tercio al oeste de la isla.

El país presenta una diversidad de zonas bioclimáticas y topográficas, que van desde secas (450 mm/año) a húmedas (2,500 mm/año), de acuerdo a la gradiente altitudinal, la cual varía entre los 40 metros bajo el nivel del mar, a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar. Esta gran diversidad de condiciones ha dado lugar a una amplia gama de ecosistemas y hábitats, que incluye zonas áridas y semi-áridas, hábitats costeros-marinos  y de agua dulce, así como ecosistemas de bosques y ecosistemas montañosos.
 
La compleja y variada gama de hábitats en el país, ha propiciado el desarrollo de un alto grado de biodiversidad única, de importancia global, lo que ha inducido que haya sido denominado como lugar Sobresaliente de biodiversidad caribeña.

La biodiversidad de los ecosistemas marinos dominicanos tiene también importancia global: los ambientes marinos dominicanos comprenden parte de la Eco-región del Caribe Central, la cual ha recibido el rango más alto de valoración biológica, tanto por “Conservación Internacional,” como por el “Fondo Mundial para la Naturaleza” (FMN/WWF), quienes han clasificado la región como una de las cinco principales eco-regiones prioritarias del mundo para la conservación.

Tres de los ecosistemas terrestres del país están en la lista de los de más alta prioridad de conservación en América Latina y el Caribe, estos son:

  •     El bosque de pino
  •     Los bosques húmedos
  •     Los humedales de la cuenca del Lago Enriquillo

 

La Gira : Indroducción